Gente Linda


En el barrio donde habita la gente linda no hay nadie en las calles. Es que la gente linda se esconde; el calor, el aire y el polvo pueden ser nocivos para ellos.
En el barrio hay gente que no es linda y tampoco sale a la calle. No se les permite salir por un asunto de prestigio. Las compras las hace la servidumbre a altas horas de la noche, con máscaras y otros disfraces si es posible.
La gente linda se complica un mundo cuando va al trabajo. Pasan rápido de la casa al auto, del auto a la oficina, usando gruesas gafas, usando los túneles inflables de los futbolistas. La fotofobia es muy común entre ellos.
Los túneles son traslúcidos, sin embargo. Deben mostrar que son bellos a los turistas que pasan. Y luego van a los radiantes edificios, de vidrios polarizados con protección UV. Esos edificios también están en el barrio de la gente linda.
La gente linda jamás sale de su barrio, porque afuera, rodeándoles, se halla la gente fea. Ellos no pueden soportar semejante escena cuando la ven por sus enormes televisores. Ellos lloran con mucha compasión en esas circunstancias y se preguntan repetidamente “¿cómo lo permiten? ¿cómo no hay nadie que se preocupe?”. Porque también tienen lindos sentimientos.

(Ricardo Chamorro , Adelanto de parte de su trabajo en la Antología  Geopoética)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s